Alimentos infantiles HPP, productos naturales y nutritivos

Alimentos infantiles HPP, productos naturales y nutritivos

Los padres siempre buscan alimentos saludables y nutritivos para sus hijos, sin embargo, el ritmo frenético del estilo de vida moderno, les complica disponer de tiempo para preparar diariamente alimentos caseros para ellos. El procesado por alta presión (HPP) permite desarrollar alimentos infantiles refrigerados y mínimamente procesados, tan deliciosos y nutritivos como los recién hechos en casa. Por ese motivo, cada vez más compañías apuestan por esta tecnología para poner a nuestra disposición un mayor número de alimentos infantiles naturales y listos para consumir.

Existen enormes ventajas nutritivas y organolépticas en la preparación de alimentos para niños, frescos y caseros. Sin embargo, aunque a muchas personas les gustaría darles estos productos todos los días, en muchos casos eso no es posible debido al frenético estilo de vida actual.

Los padres recurren a productos listos para el consumo, evitando así el inconveniente de comprar, picar y mezclar los ingredientes para elaborar diariamente la comida de sus hijos. Pero tampoco quieren comprometer la calidad de los alimentos que consumen los más pequeños del hogar. Como consecuencia, en los últimos años, ha cambiado la tendencia de consumo en los alimentos infantiles preparados, creciendo considerablemente los productos mínimamente procesados, frente a las opciones altamente procesadas.

Cada vez hay un mayor número de consumidores que exigen productos seguros, sabrosos y saludables y, con etiqueta limpia, en otras palabras, sin conservantes químicos añadidos.

Los alimentos infantiles listos para el consumo que están disponibles en los supermercados deben cumplir con criterios microbiológicos muy estrictos, especialmente los destinados a bebés y lactantes. Por ejemplo, el Reglamento de la Unión Europea (CE) 2073/2005 establece una «tolerancia cero» para Listeria monocytogenes durante el período de conservación, mientras que la Guía para el control de L. monocytogenes en alimentos listos para el consumo, publicado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU., exige la implementación de medidas de control que garanticen la destrucción de las células viables de este patógeno.

Para actuar conforme a estos criterios, estos alimentos son tratados normalmente con calor, sin embargo, este es un proceso que afecta en gran medida al sabor, la apariencia y la calidad nutricional de los productos. Las elevadas temperaturas utilizadas en los procesos de esterilización de estas fórmulas promueven la formación de compuestos que inducen cambios de color, reducen la disponibilidad de los aminoácidos y son potencialmente nocivos.

HPP y los alimentos para niños

El procesado por alta presión (HPP) es particularmente atractivo para elaborar alimentos infantiles, ya que tiene poco o ningún efecto en el contenido de nutrientes y compuestos bioactivos y, tampoco sobre las moléculas responsables de las propiedades sensoriales de estos productos: sabor, aroma y color.

HPP utiliza alta presión hidrostática (hasta 6.000 bar / 600 MPa / 87.000 psi) a temperatura ambiente o fría (5 °C – 20 °C / 41 °F – 68 °F), en lugar de usar alta temperatura para inactivar microorganismos y aumentar la seguridad y la vida útil del producto.

Figura 2. Alimento HPP para niños elaborado con frutas y verduras

Figura 2. Alimento HPP para niños elaborado con frutas y verduras

Las frutas y verduras se utilizan frecuentemente en la elaboración de alimentos para niños y son una excelente fuente de micronutrientes sensibles al calor y componentes funcionales. Varios estudios han demostrado la capacidad de HPP de inactivar microorganismos patógenos y alterantes en productos de frutas y verduras crudas. Además, como HPP no aplica calor, contribuye a conservar sus vitaminas, nutrientes y enzimas esenciales.

HPP aparece como una alternativa excepcional al tratamiento térmico tradicional porque permite desarrollar alimentos infantiles mínimamente procesados con una vida útil extensa y sin conservantes químicos. El resultado, alimentos sabrosos y saludables, igual que los recién hechos en casa.

Mercado de alimentos infantiles HPP

Como se ha mencionado anteriormente, la creciente demanda de los consumidores de productos frescos, seguros y sin conservantes químicos está obligando a la industria alimentaria a buscar alternativas al procesado térmico convencional.

Hoy día, hay varias marcas en este segmento de mercado que ofrecen distintos alimentos infantiles con un mayor valor añadido; entre los que destacan los purés de frutas y verduras.

Once Upon a Farm fue una de las primeras compañías en Estados Unidos en elaborar alimentos infantiles HPP. La empresa comenzó a usar esta tecnología en 2015 para sus pouches de alimentos orgánicos y prensados en frío para bebés. Desde entonces, ha incrementado su cartera de productos, entre los que se encuentran los mini cuencos, un formato exitoso por su practicidad y conveniencia..

Un par de años después, en 2017, Born Pure introdujo por primera vez los alimentos infantiles HPP en el mercado australiano. La compañía ganó protagonismo debido al uso del puré de aguacate en algunas de sus formulaciones.

En torno a esas fechas, la empresa suiza Yamo comenzó a comercializar su gama de tarrinas de alimentos infantiles orgánicos y libres de aditivos, a base de frutas y verduras, que luego se exportaron a los mercados alemán y austriaco, aumentando la popularidad de esta categoría de alimentos en el mercado europeo.

Figura 3. Productos de la marca Yamo

Figura 3. Productos de la marca Yamo

Si desea obtener más información sobre las aplicaciones de HPP en alimentos infantiles, no dude en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.