Realidades y mitos de los alimentos para mascotas HPP

Realidades y mitos de los alimentos para mascotas HPP

Las dietas para mascotas a base de carne cruda se perciben como alternativas más saludables que la comida enlatada tradicional. Sin embargo, los alimentos crudos pueden suponer un riesgo de salud tanto para las mascotas como para sus dueños, debido a contaminaciones provocadas por patógenos. La tecnología HPP inactiva estos patógenos sin alterar la composición nutricional de los alimentos. Aún así, existen muchos mitos sobre los alimentos para mascotas HPP. Descubre todas las verdades y mitos en esta entrada.

¿Existe el riesgo de que los alimentos crudos para mascotas sean inseguros para éstas y sus dueños?

Las dietas como la BARF (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) a base de productos cárnicos crudos presentan varios beneficios, como una mejor nutrición, una digestión más saludable/regular, dientes más limpios, pelaje más brillante y reducción de alergias/sensibilidades alimentarias. Sin embargo, los alimentos crudos para mascotas representan un riesgo para la salud tanto de los animales como de los humanos, ya que pueden estar contaminados con patógenos transmitidos por los alimentos.

La carne o el músculo de un animal muerto es estéril pero, si se pone en contacto con otros órganos o superficies contaminadas, es susceptible a la contaminación cruzada por E. coli, Salmonella, Listeria monocytogenes y otros patógenos, durante el sacrificio y/u otras operaciones (es decir, molienda).

De hecho, el Centro de Medicina Veterinaria (CVM) de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) realizó un estudio con más de 1.000 muestras, en el que se detallaba que Salmonella y Listeria monocytogenes prevalecían más en alimentos crudos (presente en aproximadamente el 16% de las pruebas), que en otras formas de alimentos para mascotas. Además de las bacterias, la carne cruda puede portar virus o parásitos como gusanos que pueden no ser visibles o apenas visibles para el ojo humano.

Aunque las mascotas pueden ser más tolerantes con algunas bacterias, no son completamente inmunes y existe el riesgo de transmisión de esos patógenos a los dueños, por contacto con la boca, el pelo, la piel u otras partes del animal contaminadas por saliva o heces portadoras de patógenos. Además, el propietario puede propagar sin darse cuenta esos mismos patógenos por las superficies de la cocina o los electrodomésticos al manipular los alimentos crudos para sus mascotas, con el consecuente riesgo de contaminación cruzada si no se desinfecta adecuadamente.

Así pues, tanto el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) como la FDA han puesto en marcha múltiples recursos para informar a los dueños de las mascotas sobre el riesgo asociado a las dietas de carne cruda. Los productores de alimentos para mascotas también pueden poner en peligro la seguridad de animales y dueños, además de la confianza en su marca y cuantiosas pérdidas económicas, si la posible presencia de patógenos en sus alimentos para mascotas conlleva la retirada del mercado.

¿Qué es HPP?

El procesado por alta presión (HPP) es una tecnología de conservación de alimentos no térmica, aplicada para minimizar el riesgo asociado con los patógenos transmitidos por los alimentos. La tecnología utiliza agua fría (4-25 °C; 40-75 °F) para generar presión (hasta 87 kpsi, equivalente a 6.000 bar), lo que permite que los alimentos conserven los compuestos nutricionalmente interesantes y garanticen a los consumidores la experiencia sensorial deseada. El siguiente video, Hiperbaric High Pressure Processing In-Pack, proporciona información adicional e ilustra cómo funcionan los equipos industriales HPP. El canal de Youtube “Clientes Hiperbaric” comparte casos de éxito de usuarios de HPP que procesan carnes y otros productos alimentarios.

¿Qué empresas de alimentos para mascotas utilizan HPP?

Los alimentos para mascotas HPP se han ganado la confianza y la aceptación de dueños y animales, haciendo que los productores de alimentos para mascotas tengan más confianza a la hora de cambiarse a HPP. La siguiente figura incluye los logotipos y enlaces de las compañías de alimentos para mascotas que usan HPP. Estas compañías comparten públicamente los beneficios de HPP y han realizado sus estudios independientes para respaldar la ciencia detrás de HPP. Haga clic en sus logotipos para visitar sus sitios web.

Un ejemplo es el «Estudio de Steve’s Real Food sobre el procesado por alta presión en dietas de carne cruda» que informa sobre los efectos de HPP en 95 vitaminas, proteínas, aminoácidos esenciales, grasas y fibra. Los resultados mostraron que HPP no alteró la concentración de los componentes analizados, ya que el porcentaje de cambio se mantuvo entre -1% y 1%. Sólo 4 de los 95 componentes probados disminuyeron de forma notable su concentración tras HPP. En este sentido, Steve’s Real Food señala en su sitio web:

“Hemos corregido las fórmulas como indicamos más abajo, para asegurar que en el producto HPP final estas vitaminas superen los mínimos de AAFCO.

  • Aumento del contenido en hígado para obtener más vitamina A
  • Aumento general de la carne de órganos para obtener más ácido pantoténico y vitamina B12
  • Aumento de la carne muscular para obtener más piridoxina y vitamina B12 «

En términos de actividad enzimática, Steve’s Real Food también informó que HPP no alteró la actividad de las enzimas de interés. El hallazgo también es respaldado por Primal Pet Foods, que, en el siguiente enlace: «¿Por qué Primal Pet Foods eligió utilizar el procesado por alta presión?«, compartió que HPP no afectó a las enzimas de interés.

La información adicional sobre los efectos de HPP en el perfil nutricional de las carnes que se han presentado en cientos de revistas científicas revisadas, se resume en el documento técnico de HPP de Hiperbaric que se puede descargar de la sección de Productos Cárnicos en el sitio web de Hiperbaric.

Para los productores de alimentos para mascotas HPP, la versatilidad de la tecnología les permite procesar todo, desde trozos pequeños y carne molida, hasta piezas grandes (es decir, huesos carnosos, cuellos) con el mismo equipo y satisfacer las necesidades nutricionales de los alimentos para mascotas, proporcionando al mismo tiempo múltiples alternativas de producto. La seguridad y la extensión de la vida útil lograda con HPP permiten a estas compañías distribuir sus productos con confianza y llegar a las mascotas en todo el país, sin arriesgar su salud o la de sus dueños y evitando la retirada masiva de productos.

¿Son seguros los alimentos para mascotas HPP?

HPP minimiza de forma eficaz el riesgo asociado con bacterias, cumpliendo o superando las reducciones de 5 log de patógenos como E. coli, Salmonella y Listeria monocytogenes. HPP también está incluido en la Sección 4.5.1 de la Guía para la Industria nº 245. Análisis de peligros y control preventivo de riesgos asociados a los alimentos para mascotas, como proceso de control para minimizar el riesgo asociado con la presencia de patógenos en dichos productos.

¿Cuál es la vida útil de los alimentos para mascotas HPP? ¿Es compatible con otras técnicas como congelación, liofilización o fermentación?

Además de la garantizar la seguridad alimentaria, HPP extiende la vida útil de los alimentos para mascotas al desacelerar el crecimiento de microorganismos alterantes como levaduras o mohos. Gracias a esto, se logran entre 14 y 35 días de vida útil en almacenamiento refrigerado, en comparación con los 7-10 días de productos sin procesar. Las bacterias y otros microorganismos se adaptan a diferentes ambientes desfavorables y pueden sobrevivir a la congelación, liofilización o fermentación. La aplicación de HPP actúa como una «etapa de sacrificio» para los patógenos transmitidos por los alimentos, y la combinación con otros procesos como el almacenamiento en frío (refrigeración, congelación) o la liofilización minimiza aún más el riesgo y extiende la vida útil. Por ejemplo, la combinación de HPP y congelación deriva en hasta 2 años de vida útil. La liofilización también alcanza hasta 2 años, pero, además, hace que el alimento para mascotas HPP sea estable para el almacenamiento a temperatura ambiente.

Alimentos para mascotas HPP de la compañia Kiwi Kitchens

Productos HPP liofilizados de Kiwi Kitchens

Con respecto al proceso de fermentación, se trata de una técnica que, como por ejemplo ocurre con las bacterias que convierten la leche en queso, modifica y acidifica el alimento para proporcionar una nueva experiencia sensorial. No obstante, si el producto no se gestiona adecuadamente, las bacterias continuarán fermentando el producto hasta que convertirlo en un desperdicio. Los patógenos también pueden sobrevivir al proceso de fermentación y una evidencia son los numerosos casos de enfermedades transmitidas por los alimentos que cada año se asocian al consumo de queso crudo. La aplicación de HPP reduce la carga patogénica del alimento y detiene la fermentación (consulte HPP durante el secado de salchichas fermentadas para mejorar la seguridad y la estabilidad), extendiendo la vida útil de los alimentos a 30-75 días.

Por otro lado, HPP, como cualquier otra tecnología de procesado de alimentos, también tiene limitaciones que pueden complementarse con cualquiera de las operaciones de alimentos para mascotas discutidas anteriormente. Por ejemplo, las esporas pueden considerarse un búnker de guerra donde las bacterias se esconden y sobreviven al HPP, algunas de las cuales son patógenos transmitidos por los alimentos. La congelación reduce la temperatura, la liofilización elimina los recursos hídricos necesarios para el crecimiento, mientras que la fermentación acidifica los alimentos y todos ellos generan condiciones no favorables para el crecimiento que obliga a los patógenos esporulados a permanecer ocultos dentro de la espora.

¿Dañan las HPP las bacterias probióticas?

Como se indicó anteriormente, HPP no elimina las esporas bacterianas. Esto se puede aprovechar si el procesador opta por incluir probióticos que son formadores de esporas para la creación de alimentos funcionales para mascotas. Bacillus coagulans, disponible comercialmente como GaneenBC30®, está presente en numerosas bebidas HPP para consumo humano como se describe en esta publicación de blog.

Además, varias especies de bacterias acido-lácticas consideradas probióticos también son resistentes a las altas presiones tal y como se detalla en esta patente que cubre su uso en diferentes alimentos como lácteos y zumos vegetales. De hecho, las especies de bacterias ácido-lácticas que sobreviven a la HPP podrían ser un enfoque natural para inhibir el crecimiento de esporulados patógenos en los productos cárnicos HPP para consumo humano.

¿Se consideran crudos los alimentos para mascotas HPP?

La definición de alimentos «frescos» recogida en el párrafo (a) de 21 CFR 101.95 (a) establece: «El término ‘fresco’, cuando se usa en la etiqueta o en el etiquetado de un alimento de una manera que sugiere o implica que no ha sido procesado, significa que el alimento está en estado crudo y no ha sido congelado ni sometido a ninguna forma de procesado térmico ni a ninguna otra forma de conservación, excepto lo dispuesto en el párrafo (c) de esta sección».

Si bien los alimentos HPP no se consideran «crudos» bajo esta definición, HPP se encuentra entre los procesos más benévolos y suaves, por lo que los consumidores a menudo asocian los alimentos HPP con una calidad superior. La comida para mascotas no es una excepción, como se describe ampliamente en secciones anteriores.

Aunque el «procesado» se ve como algo indeseable, es importante apuntar que en muchas ocasiones es necesario y beneficioso. Aún así, es esencial discernir entre ultra-procesado y mínimamente procesado. Desde 2017, varios estudios epidemiológicos de nutrición han demostrado la correlación directa de los alimentos ultra-procesados (alimentos que contienen aditivos químicos y están sujetos a múltiples procesos severos, como la esterilización) y la epidemia humana global de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. La recomendación de los nutricionistas es optar por alimentos crudos o mínimamente procesados, ya que el procesado de alimentos es, en muchos casos, indispensable para tener productos seguros, sabrosos y convenientes. En el caso de los productos cárnicos, la garantía de seguridad es el criterio principal para optar por un procesado mínimo que permita la inactivación microbiana y que es contrario al no procesado, como es HPP.

Alimentos para mascotas HPP de la compañia  Steve’s Real Food

Productos crudos congelados HPP de Steve’s Real Food

En la industria productora de cárnicos para consumo humano, Listeria monocytogenes ha sido una amenaza constante asociada a carnes RTE como jamón, pavo, perritos calientes y otros muchos, hasta la implementación generalizada de HPP a principios de la década de 2000. Destacar como un hecho excepcional que no se han producido brotes de Listeria asociados a carnes RTE para consumo humano procesadas con HPP, lo que ha contribuido a erradicar casi en su totalidad los riesgos de listeriosis para estos consumidores. El uso de HPP también ha permitido a los productores eliminar o reducir notablemente el contenido de sal y conservantes químicos, sin alterar la calidad de las carnes HPP, tal y como se describe en Food Business News y Food Safety Magazine. Los beneficios de HPP no son exclusivos para las mascotas, ya que la tecnología está bien establecida y juega un papel trascendente en la elaboración de productos para el consumo humano, con etiqueta limpia, seguros y tal y como se resume en la siguiente imagen.

¿HPP cambia el color de la carne?

HPP induce una apariencia «cocida» en los alimentos para mascotas sin cocinar, a pesar de que la mayoría de los nutrientes permanecen inalterados. El cambio de color está relacionado con ligeras modificaciones estructurales, pero el valor nutricional de la proteína y su secuencia de aminoácidos permanece intacto, tal y como se informa en el apartado «¿Qué empresas de alimentos para mascotas utilizan HPP?» de esta entrada de blog. El uso de ingredientes naturales como la remolacha o el orujo de uva, mejora el color rojo de la carne HPP, conservando su apariencia deliciosa para las mascotas.

¿La FDA exige el uso de HPP?

Totalmente falso ya que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos brinda a los productores total libertad para elegir los medios que desean utilizar para garantizar la seguridad de las mascotas y sus dueños, algunos de los cuales se enumeran en el Capítulo 4 de la Guía para la Industria nº 245. Análisis de peligros y control preventivo de riesgos asociados a los alimentos para mascotas. A partir de los enfoques de control sugeridos, dicho documento destaca cómo HPP y su combinación con otras tecnologías proporciona un equilibrio entre la nutrición, la seguridad, la calidad, la extensión de la vida útil y la conveniencia de los alimentos para mascotas para éstas y sus dueños, y también para los fabricantes.

Contacta con nosotros si deseas conocer más acerca de las aplicaciones HPP en alimentos para mascotas y los múltiples beneficios que puede aportar esta tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.