Cómo ayuda la tecnología HPP a reducir el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos se ha convertido en un problema global. Anualmente desperdiciamos alrededor de 1.300 millones de toneladas y perdemos alrededor de $ 940 mil millones. Las repercusiones no son solo económicas sino también medioambientales. En este artículo presentamos el problema del desperdicio de alimentos y cómo el procesado por alta presión (HPP) puede ayudar a reducirlo.

El desperdicio de alimentos es un grave problema que afecta a todos y tiene consecuencias devastadoras en todo el mundo.

De hecho, todos los días tiramos en nuestras casas alrededor de 1/3 de nuestra comida y esto sucede en millones de hogares de todo el mundo, lo que conlleva un desperdicio anual de aproximadamente 1.300 millones de toneladas.

El desperdicio de alimentos en el mundo

El desperdicio de alimentos vino con la globalización, a diario tenemos acceso a todo tipo de alimentos que viajan por el mundo para llegar a nuestros supermercados. En este viaje se pierde y se desperdicia mucha comida. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define el desperdicio de alimentos como: “La disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores”. Considerando que, el término pérdida de alimentos se refiere a los alimentos que se pierden en las primeras etapas de producción, por ejemplo, en la cosecha y el transporte.

En los países en desarrollo, más del 40% de las pérdidas de alimentos se producen en las etapas de poscosecha y procesamiento. En los países desarrollados, ese mismo porcentaje ocurre en el comercio minorista y el consumo. Los consumidores de los países industrializados desperdician casi la misma cantidad de alimentos (222 millones de toneladas) que la producción neta total de alimentos en el África subsahariana (230 millones de toneladas).

Fuente: Informe FAO (desde capítulo 3) mostrando el desperdicio de alimentos en kg/año

Fuente: Informe FAO (desde capítulo 3) mostrando el desperdicio de alimentos en kg/año

La cantidad de alimentos desperdiciados per cápita por los consumidores es de 95-115 kg / año en Europa y América del Norte. En África subsahariana y el sur y el sudeste de Asia, solo se desperdician entre 6-11 kg / año.

Se estima que el desperdicio de alimentos podría aumentar en casi un tercio para 2030, cuando se desecharán más de 2 mil millones de toneladas. Esta realidad también es más difícil de digerir cuando los expertos dicen que solo en Estados Unidos se tiran alrededor de 35 millones de toneladas de comida cada año. Esta infografía de nuestro cliente Universal Pure ofrece una buena explicación visual sobre el problema actual del desperdicio de alimentos en los Estados Unidos.

Consecuencias del desperdicio de alimentos

Este problema también está vinculado a cuestiones ambientales y económicas. Según Climate News en todo el mundo, el desperdicio de alimentos contribuye con el 8% de los gases de efecto invernadero anualmente. Si los alimentos no consumidos fueran un país, sería el tercer productor mundial de gases de efecto invernadero después de Estados Unidos y China, con un total de 3.300 millones de toneladas de CO2 al año.

Fuente: Información FAO sobre la huella de carbono y el desperdicio de alimentos asociado a los distintos tipos de alimentos

Fuente: Información FAO sobre la huella de carbono y el desperdicio de alimentos asociado a los distintos tipos de alimentos

Sin mencionar que este es un problema muy costoso que supone un coste de $ 940 mil millones por año a la economía mundial, mientras se desperdicia un tercio de los alimentos producidos.

HPP como una solución viable

La industria del procesado por alta presión (HPP) se une a esta lucha alentando a los productores y proveedores de servicios a centrarse en la calidad y la sostenibilidad. La tecnología HPP utiliza presión en lugar de calor para inactivar tanto los patógenos como los microorganismos responsables del deterioro de los alimentos, extendiendo la vida útil del producto durante varias semanas o incluso meses, bajo refrigeración, mientras mantiene todas las propiedades nutricionales y organolépticas de los alimentos. Esto convierte a HPP en una alternativa a tener en cuenta para el problema del desperdicio de alimentos.

¿Cómo puede HPP minimizar el desperdicio de alimentos?

De hecho, aunque la conciencia es cada vez mayor, todos desperdiciamos alimentos, más de lo que percibimos. La mayoría de los consumidores, no comen ni cocinan sus alimentos a tiempo. Por lo tanto, grandes cantidades de comida acaba en la papelera a diario.

Es imperativo poner en marcha programas y sistemas alimentarios que promuevan la disponibilidad y accesibilidad de alimentos más frescos y ricos en nutrientes para todos. La tecnología HPP ofrece un proceso no térmico que puede facilitar este cambio tan necesario.

Contribución de la tecnología HPP para reducir el desperdicio de alimentos

Extensión de vida útil en diferentes alimentos gracias a HPP

Tomemos el ejemplo de los zumos de frutas … El consumo anual de zumo de naranja por persona en los Estados Unidos se estimó en alrededor de 10 litros en 2018/2019. Para lograr esta demanda se pierden millones de toneladas de frutas en campos, almacenes, empaque, distribución, supermercados, restaurantes, etc.

Al aplicar HPP a un zumo fresco, el desperdicio se minimizaría, porque la vida útil del producto se multiplica. Al mismo tiempo, se seguirían cumpliendo las preferencias de los consumidores por un producto natural, saludable y de etiqueta limpia. Ya que esta tecnología ayuda a retener las propiedades sensoriales y nutricionales de los alimentos, sin necesidad de añadir conservantes. En el estudio desarrollo por Michelle et al procesaron zumo de naranja Navel a 6000 bar durante 60 segundos y obtuvieron una vida útil de más de 84 días, bajo almacenamiento refrigerado.

Al extender la vida útil, la tecnología HPP también ayuda a modificar o eliminar las prácticas tradicionales de la tienda, porque en lugar de reponer sus existencias cada dos o tres días, pueden hacerlo cada semana o mes. Además, es posible combinar la tecnología HPP con soluciones de embalaje sostenibles.

En definitiva, la tecnología HPP está en línea con el objetivo fundamental que persiguen todas las estrategias definidas para paliar esta problemática global, es decir, prevenir el desperdicio de alimentos promoviendo un cambio real de actitudes y procedimientos de trabajo, reduciendo las presiones ambientales y contribuyendo al desarrollo de un modelo de producción y consumo más sostenible.

Para celebrar el Día Mundial de la Alimentación, Hiperbaric recolectó alimentos para donar a una institución local para ayudar a los que más lo necesitan. Te invitamos a sumarte a esta ola solidaria y colaborar con tus instituciones locales.

Alimentos no perecederos y productos de higiene donados por los trabajadores de Hiperbaric en el Día Mundial de la Alimentación 2020

Alimentos no perecederos y productos de higiene donados por los trabajadores de Hiperbaric en el Día Mundial de la Alimentación 2020

Si deseas obtener más información sobre cómo el procesado por alta presión puede ayudarte a reducir el desperdicio de alimentos, no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.