Dieta BARF, cuidar su alimentación es cuidar de ellos

Cada vez son más las personas que alimentan a sus mascotas con comida cruda, también conocida como dieta BARF, debido a los beneficios percibidos para su salud. El procesado por altas presiones o tecnología HPP (High Pressure Processing) permite la producción de comida cruda para mascotas de forma segura manteniendo sus propiedades organolépticas y nutricionales intactas, sin la necesidad de añadir ningún aditivo. Gracias a ella, la variedad de productos crudos para mascotas sigue en aumento ofreciendo una alimentación más saludable y segura.

En la actualidad, muchos hogares consideran a sus mascotas como un miembro más de la unidad familiar. Por ello, el número de familias que busca alternativas más saludables para alimentar a sus mascotas va en aumento. La posibilidad de alimentar a nuestros perros y gatos de forma fresca, natural y nutritiva ha disparado las dietas a base de comida cruda. Este tipo de alimentación también es conocida como dieta BARF por sus siglas en inglés, cuyo significado es Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada. Este tipo de dietas presentan diferentes beneficios como una mejor nutrición, una digestión regular más saludable, dientes más limpios, un pelo más brillante y es una forma de evitar alergias alimentarias. Además, parece lógico alimentar a nuestros perros y gatos con comida cruda cuando sus organismos están pensados para vivir en un hábitat salvaje donde no encontrarían comida cocinada.

A pesar de lo atractivo que parece, alimentar a nuestras mascotas con alimentos crudos puede conllevar algunos riesgos tanto para ellos como para nosotros, ya que pueden estar contaminados con patógenos y bacterias. A día de hoy, el Centro de Medicina Veterinaria de la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos realizó un estudio con más de 1.000 muestras, reportando que Salmonella y Listeria monocytogenes estaban más presentes en la comida cruda (presentes en el 16% de las muestras) que en otros tipos de alimento para mascotas.

Además de aumentar el riesgo de infección de nuestras mascotas, también existe riesgo para los humanos en el momento de prepararles la comida, por contaminación cruzada con nuestros alimentos o por contacto directo con la mascota, por ejemplo mediante un lametazo.

Como resultado, agencias reguladoras como la Comisión Europea y la FDA implementaron una política de tolerancia cero para Salmonella presente en comida cruda para mascotas a través de las siguientes normativas respectivamente: EU Regulation (EC) No 142/2011 implementing Regulation (EC) No 1069/2009 y Food Safety Modernization Act of 2011.

Dieta BARF totalmente segura

El procesado por altas presiones o tecnología HPP (High Pressure Processing) es la única técnica de conservación en frío que satisface los exigentes requisitos de consumidores y productores de comida para mascotas. La tecnología HPP elimina los microorganismos responsables del deterioro sometiendo a los productos a altos niveles de presión hidrostática (4.000-6.000 bar / 400-600 MPa / 58.000-87.000 psi). Por ello, permite reducir o eliminar el uso de conservantes y aditivos.

Esta tecnología mejora la seguridad y extiende la vida útil de productos cárnicos crudos propios de una dieta BARF, ya que consigue varias reducciones logarítmicas de patógenos y bacterias asociados a la carne cruda, como Salmonella, Listeria, E. coli, y Campylobacter. Un estudio ha revelado que las altas presiones lograron una reducción de 6,2 log CFU/g de E. coli  en productos de carne cruda para mascotas.

Productos sabrosos y nutritivos

Las altas presiones no afectan a la calidad organoléptica de la carne cruda. Por ejemplo, una investigación científica mostró que la carne picada de ternera y pollo sometida a alta presión no presentaba diferencias significativas en el aroma en comparación con la misma carne sin procesar, incluso hasta después de dos semanas en condiciones de refrigeración a 5ºC. Por tanto, mantiene los atributos del producto fresco, como el sabor, durante algunas semanas o incluso meses.

Asimismo, las altas presiones mantienen el valor nutricional de los productos cárnicos, como demostró un estudio realizado por el IRTA con carne de ternera cruda. Los investigadores no reflejaron diferencias significativas en el contenido de humedad, grasas, hidratos de carbono, proteínas y aminoácidos. Lo mismo ocurrió con el contenido de vitaminas B1, B2, B3, B6, ácido fólico y en el perfil de ácidos grasos. Por tanto, la tecnología HPP permite a las mascotas disfrutar de los beneficios de la comida cruda sin el riesgo asociado de bacterias o patógenos.

Efectos de las altas preisones (HPP) en el valor nutritional de ternera cruda. ( Sin procesar ) HPP. Adaptado de García-Regueiro et al., 2007

Efectos de las altas preisones (HPP) en el valor nutritional de ternera cruda. ( Sin procesar) HPP. Adaptado de García-Regueiro et al., 2007

Carne cruda HPP para mascotas – Empresas y productos

Todas las ventajas mencionadas permiten a los fabricantes producir carne cruda para mascotas sin añadir químicos, conservantes o aditivos. Asimismo, les permite cumplir con la legislación vigente sin comprometer las características organolépticas y la calidad nutricional del producto fresco.

Como resultado, un mayor número de productores han recurrido a las altas presiones para garantizar la seguridad de sus productos. Stella & Chewy’s fue el primero en aplicarlas en 2007 a sus productos de carne cruda para una dieta BARF. El siguiente año, Nature’s Variety y Primal Pet Foods comenzaron a investigar sobre las altas presiones y lanzaron al mercado sus primeros productos HPP en 2009 y 2011, respectivamente.

Actualmente, son varias las empresas que utilizan la tecnología HPP en alimentos para mascotas, la mayoría de ellas procedentes de Estados Unido. A pesar de ello, esta tendencia se está extendiendo por el resto del mundo: Canadá (Raw Truth), Nueva Zelanda (Kiwi Kitchens) o España (Petkis).

El creciente número de fabricantes ha dado lugar a una mayor variedad de productos HPP disponibles en el mercado. Los productos crudos congelados son una forma práctica y fácil de alimentar a nuestros perros y gatos con alimentos seguros, equilibrados y sabrosos. Simplemente hay que verter, descongelar y servir sin necesidad de rehidratarlos.

Producto HPP congelado (DIETA BARF) de la marca Primal

Producto HPP congelado de la marca Primal

Productos crudos liofilizados, es decir, productos crudos a los que se les ha quitado el agua a través de un proceso de congelación.  Son similares a los productos crudos congelados mencionados anteriormente, sin embargo, son estables a temperatura ambiente. Son extremadamente sabrosos y se separan fácilmente, ideales para utilizarlos como recompensas.

Producto HPP liofilizado (dieta barf)  de la empresa kiwi kitchen

Producto HPP liofilizado de la empresa kiwi kitchen

Huesos con carne crudos como pescuezos, escapulas y alitas de pollo o pavo que pueden ser utilizados como snack o como un complemento para lograr una boca saludable.

Productos cárnicos crudos HPP de la empresa Primal. Una de las opciones de la dieta barf

Productos cárnicos crudos HPP de la empresa Primal

En definitiva, cada vez es posible encontrar una mayor variedad de productos HPP crudos ofreciendo un amplio abanico de opciones seguras y nutritivas a los consumidores para ofrecer a sus mascotas.

Contacta con nosotros si quieres conocer más sobre la tecnología HPP y las múltiples ventajas que puede ofrecer a tus productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.